domingo, 21 de noviembre de 2010

Hoy el arte me hace sonreír

Voy a hacer que el Domingo sea un día diferente, y me apetece plasmar algo en este espacio de desahogo. El arte es algo que me apasiona, me llena, me hace sonreír y por eso hoy Domingo voy a dar a conocer mi primer retrato, realizado por mi tío Juan Falcón.

Lucía, Oviedo, 1984, 62’5 x 43’5 cm. Óleo y spray sobre papel.

El descubrimiento de esta obra supuso para mi una grata sorpresa ya que no sabía de su existencia. Encontrarme delante de mi propio retrato en casa ajena fue sorprendente y a la vez curioso. Son de esas situaciones raras que te pasan en la vida, curiosas pero a la vez te hacen sentirte tan bien, y sonríes. De tus labios sale una sonrisa de ternura y satisfacción ¿Os ha pasado alguna vez?, a mi si, y lo recuerdo, cada uno de esos momentos.
Como podréis apreciar no es un retrato realista, tan solo se hace referencia de la cara en la crines de un animal parecido al caballo negro y estático. A un lado como una a aparición reveladora un rostro enigmático que parece llorar.

Voy hacer que este Domingo sea diferente.

4 comentarios:

Enrique Pinin dijo...

Un trabajo muy interesante Lucia.

Mararía dijo...

quizá llore de emoción ante la niña... es emocionante ^^ espero que haya sido un domingo diferente y fantástico
besazo niña¡

David Fueyo dijo...

Me alegro y te envidio, es una pasada. Te diría que te pareces mucho, jeje, y es cierto, es un retrato del alma :)

Lucía Falcón dijo...

Jeje quizás se parezca un poco, lo ojitos pequeños. He mentido porque hoy rebuscando en un cajón encontré mi primer retrato, una ecografía donde se ve la cara perfectamente ; )