sábado, 29 de mayo de 2010

Un recuerdo de estudiante


Hoy he recordado algún tiempo, en el que era estudiante, aquellos cinco año fueron quizás lo mejores del momento. Años de risas, salidas entre semana (aunque ahora no lo hago mal), buenas amistades y compañías, algún que otro amor fugaz, horas de estudio en el Milán en las que mas que estudio eran horas de ver la gente pasar y charlas entre café y café.
Hoy me he acordado del último año en el que se plantearon la idea de hacer un curso piloto del plan Bolonia, en la facultad tuvimos la mala suerte de ser conejillos de indias, nuestro curso de historia del arte y si no me equivoco cuarto de historia. El año anterior protestamos mucho, incluso llegamos a salir a la calle, pero finalmente no hubo más remedio que acatar las decisiones de las personas responsables.
Quinto de carrera que es como pasar el último nivel del Mario Bros, o jugar una partida de ajedrez, año en el que te juegas todo a una partida, y después de cinco años tienes ganas de hacerte mayor. Pues ese año nos plantaron un plan que en definitiva era hacer trabajos y trabajos, y entregarlos en el tiempo establecido. En ese curso teníamos Historia del cine, cada semana había que preparar lo que se llamaba ''seminarios'' en el que una persona tenia que prepararse el tema que correspondiese y presentarlo ante los compañeros y compañeras. Pues bien, a mi me toco el cine negro, que en principio no me hacía mucha gracias, pero al final me gusto, y mucho. Mis pelis favoritas ''La mujer del cuadro'' de Fritz Lang y ''Los violentos años veinte'' de Raoul Walsh. Al finalizar el curso me alegre de aquél plan, me hizo profundizar en temas, documentarme bien para la preparación de aquellos seminarios. Pero aquel día lo pase un poco mal, una de las películas a comentar era ''Fury'', primer film de Fritz Lang en América, en una de las escenas aparecen unas escenas subliminales para darle un toque de humor al momento de la película. En las escenas intercalaba escenas de las mujeres cotorreando sobre suceso que acaecía en el pueblo y un gallinero, la imagen de las gallinas es fugaz. Yo como a veces me fijo poco, el profesor me pregunto que ocurría con esa escena, yo nerviosa, empece a narrarle lo que había pasado antes y lo que pasaría después. De nuevo me pone la escena, fue ahí cuando veo las gallinas, escena un tanto surrealista y cómica, ahí rápidamente me lance a improvisar una explicación.
Luego vino un trabajo más elaborado ''Justificación o dignificación de los indios: John Ford'' y este es otro cápitulo que contaré más adelante.

4 comentarios:

Santiago Bertault dijo...

Chicago años 30 me molo, era del mismo director que Johnny Guitar
y Rebelde sin causa.
Un ciclo hace mucho tiempo en el Campoamor
Tengo que tomar rabo de elefante para la memoria.

Directed by Nicholas Ray

Que bueno es internet para estas cosas (acabo de buscar el director jeejej)

Santiago Bertault dijo...

Un blog de un amigo mio muy interesante sobre el tema:

http://josehavel.blogspot.com/

Belén Suárez Prieto dijo...

Lucía, cuando puedas, comenta lo que adelantas de John Ford, que "Centauros del desierto" es una de mis pelis favoritas.

Lucía Falcón dijo...

Ok Belén, tengo pensado un post sobre western, a mi la peli que me gusta es ''Otoño cheyenne''.